En busca del cambio

Por Graciela Moreno – Revista Veintitres

Cada vez más personas, empresas y organizaciones recurren al coach ontológico profesional a la hora de buscar resolver conflictos o destrabar situaciones. No sólo está en auge en la Argentina, el interés se replica en todo el mundo. Hace unos días, se realizó en Estados Unidos el Business Forum 2016 de la International Coach Federation (ICF), un encuentro global al que asistieron 200 coaches de 125 países. El capítulo Argentina del ICF está presidido por la coach ontológica profesional y organizacional Claudia Lalloz, directora de Santalá Capacitación Empresarial, quien participó del Business Forum junto a Clara Beleiro vicepresidenta de ICF Argentina, que representa en el país a 244 coaches.

“La tarea de un coach es observar determinados comportamientos en el modo de ser de las personas y de las organizaciones, partimos de la base de quién estoy siendo hoy en mi puesto y quién quiero ser. Hay una brecha grande entre qué es lo que estoy logrando y qué es lo que quiero lograr. Acompañamos al coachee o cliente a llegar adonde quiere. Lo ayudamos a observarse a sí mismo, cuando me observo puedo cambiar la manera de hacer las cosas, pero necesito mirarme para cambiar”, explica Claudia Lalloz. Luego de la evaluación se hace un plan de trabajo y desde ICF aseguran: “Los cambios se empiezan a ver a los tres meses”.

La dinámica de trabajo en las empresas es clara: “Lo ideal es comenzar de arriba hacia abajo. Lo que se logra es que la gente empieza a mejorar la relación consigo misma, a mejorar la comunicación con su equipo, a ver a la organización como un todo y no como islas fragmentadas. Se empieza a mejorar la identidad pública, cómo me ven a mí. Trabajamos desde los valores, desde la esencia de las personas, cambiamos la manera de relacionarnos”, puntualiza Lalloz. Cuenta que la carrera puede estudiarse en la universidad o en organizaciones especiales que en nueve meses dan el título de coach ontológico, pero es necesario sumar más conocimientos.

Las competencias básicas que tienen los coaches profesionales y que fueron reforzadas en la cumbre global de ICF son: confidencialidad y ética, decidir el rumbo, confianza con el cliente, presencia del coach, saber escuchar, cuestionar con fuerza, comunicar de manera sencilla, toma de conciencia, diseño de acciones, planificación y establecimiento de metas y saber gestionar el progreso y la responsabilidad. Este año, el capítulo argentino del ICF se planteó metas para poder aportar conocimientos en áreas como educación, gobierno, salud y empresas.

Si el presidente Mauricio Macri le pidiera un consejo, la coach Lalloz le plantearía: “Hay que trabajar en la manera en como dice las cosas, empezar a tomar conciencia del impacto que tienen nuestras palabras en el escuchar del otro, para no tener que dar marcha atrás. Trabajaría mucho en el área de la comunicación, enseñando también a muchos a hacer silencio”. Mover las estructuras y renovar energías es parte de la tarea de un coach profesional.

Cumbre de economistas

En pocos días más se desarrollará una nueva edición del Congreso Económico Argentino (CEA), una cumbre de economistas donde nada queda por debatir. Durante los días 30 y 31 de marzo, el Hotel Hilton de Puerto Madero será la sede de la edición 2016 de este encuentro. Más de 30 disertantes nacionales y extranjeros se darán cita para analizar temas como Finanzas, Inversiones, Sectores Económicos, Tecnología, Innovación y Desarrollo, Economía y Contexto Político. Entre los oradores confirmados figuran Daniel Artana, Jorge Todesca, Miguel Kiguel, Carlos Pagni, Juan Carlos de Pablo, Claudio Zuchovicki, Pablo Wende, José del Río y Alberto Padilla, entre otros. El gran debate será el papel del Estado y las perspectivas de la economía argentina a futuro.


 

logo

Fuente, Revista VEINTITRES

By | 2017-03-31T23:18:58+00:00 21 de Marzo de 2016 | 9:50 am |Novedades|0 Comments